10.11.06

Ni hao

XieXie, es gracias en chino y es una de las pocas palabras que aprendí. Otra a la que le doy un buen uso es a IGA, que es como decir, uno o una y algunas otras como ¨ WO TINGDEDONG¨ que es ¨no entiendo¨. Pero sí, definitivamente la que más utilizo y escucho es Ni hao, que significa ¨hola´. Aprenderla me significó la posibilidad de sacarle una sonrisa a cuanto chino uno se cruza en la calle. Es frecuente recorrer las ferias y andar desparramando Ni hao y disfrutar de la sorpresa de que uno los salude en su lengua, principalmente las señoras que se reúnen en la vereda a jugar un extraño juego similar al dominó o los puesteros de feria. Ni hao de aquí, ni hao de allá. Me saludan y saludo y es de algún modo, sentirte conectado. Hace unos días caminábamos por la feria del barrio chino musulmán en Xi´an, mirando puestos, comiendo pinchos y disfrutando de la cantidad de antigüedades que pueden verse en las pequeñas tiendas montadas en callecitas angostísimas. Ni hao!, me susurran a mi espalda. Giro la cabeza y no veo a nadie. Rápidamente pensé y que frecuente que sucede, que era una broma de algún niño que luego de un ni hao te dicen Hello para practicar su inglés. Pero no, no había ningún niño, al menos a la vista. \nSe habrá escondido o el ni hao no era para mí… y continué en lo que estaba.
Ni hao!! Nuevamente.
Giro, ahora con más velocidad y doy con la nada, a mi espalda solo estaba Meli que también giraba su cabeza buscando el autor del amable saludo.
Nada.
Ni hao!!
A esta altura ya estaba un tanto molesto y por las dudas antes de girarme, miré de reojo en el reflejo de una vidriera si alguien luego de saludarme se escondía.
Nada.
Sólo dos jaulas de mimbre muy bonitas con dos pájaros negros completaban el paisaje.
A esta altura mi molestia se había convertido en una tremenda curiosidad y la de Meli, se parecía a la mía.
Un ¨ni hao¨ más y nos miramos, y sí, previo a largar la carcajada más grande de los últimos días, nos aseguramos que justamente de ahí provengan los saludos.
Sí…sí… ya sé… pero la verdad, un ¨pepe quiere la papa, prrrrrrrrrr….¨ o un ¨hola prrrrrrrrrr¨, a usted también no lo sorprendería y rápidamente se daría cuenta que viene de un loro, pero UN PAJARO HABLANDO CHINO!!!!, realmente nos descolocó." Ahí estaban los 2 pajarracos negros, repitiendo con una claridad sorprendente NI HAO, NI HAOOO y otra palabra más que no podíamos comprender. Por suerte los filmamos y le pediremos a nuestro amigo chino en Beijing que nos lo traduzca.
Sinceramente me quiero sacar la duda si al igual que nuestros loros, aquí se les da por decir las barbaridades que les enseñamos allá.