11.11.06

Mac Donald en China

Estuve en estos días leyendo- lógicamente en internet, ya que pensar en decodificar un diario chino es más o menos tan ingenuo como creer que aquí se puede encontrar algún vestigio de comunismo- unas noticias recientes acerca de la campaña de Mc Donald para posicionar el consumo de carne vacuna en China. Es bueno aclarar que encontrar buena carne aquí es muy difícil y que por lo general las dietas típicas incluyen carne de pato, pollo o cerdo pero de vaca ni de lejos. La empresa del famoso payaso amarillo, que ya se lo puede ver en los televisores chinos haciendo piruetas con esquíes o patines y se lo prevé sponsor seguro de las Olimpíadas Beijing 2008, apunta con todas las fuerzas al potencial y más jugoso que una BIG MAC, mercado chino. Lógico. Imaginemos por un momento que se les ocurre un día levantarse a los 1600 millones de chinos y comerse una hamburguesa ese mediodía. La nota entre otras cosas hablaba de la cantidad de locales que la empresa ya tiene instalados en China; de las estrategias de marketing para posicionar el consumo de carne vacuna, promoviéndola como una especie de afrodisíaco que genera virilidad y seducción (ya que en el inconsciente colectivo chino, esa es la creencia) y de la proyección que se preveé en un futuro cercano. Hago aquí un alto para expresar un pensamiento veloz que realicé cuando leía acerca de la campaña publicitaria y que usted debe estar pensando mientras me lee: si se comerían un asado por domingo, quien los frena a los chinos, no? El mundo de espaldas contra la pared! Sigo. Se calcula que en el 2008, habrá unas 600.000 emes amarillas distribuidas por todo China, si leyó bien, 600.000 locales comerciales. Pero, por impresionante que parezca este número, la nota deja evidenciar claramente que aún siendo una empresa poderosa, Mc Donald en sus estadísticas no ha tenido en cuenta algunos factores importantes a la hora de realizar la proyección. Uno de esos factores, imprescindible a tener en cuenta sin lugar a dudas, es el mecanismo comercial y productivo chino por excelencia… sí, el TRUCHEO. Esto es algo en lo que se han especializado a niveles de excelencia: zapatillas, relojes, computadoras, televisores, todo cae en las garras del ¨trucheo¨ chino. Por ejemplo, y regreso a la mencionada nota acerca de las hamburguesas, caminando por las callecitas de XI´AN, la ciudad de los Guerreros de Terracota, uno se puede encontrar con ¨MAI DE BAO¨, un emprendimiento chino de venta de hamburguesas, con su ¨M¨ amarilla sobre fondito rojo, afiches al mejor estilo "macdonalesco" y unos alegres chinitos que corren para atenderte. Así que, si todo sigue como los estadistas de la empresa americana calculan, en el 2008 habrá unos 600.000 locales MC DONALD originales y seguramente otro millón y medio de truchos.