11.11.06

Desodorante por favor

Cuando se me terminó el AXE que traía desde Argentina, pensé: no creo encontrar Axe en china y quien sabe que aroma tendrán los desodorantes aquí. Para saberlo hay que averiguarlo y me encaminé a un supermercado de Beijing. Recorrí las góndolas y nada, en perfumería, tampoco. Quizás aquí acomoden las cosas diferentes… y me dirigí a una sección de artículos para el hogar en aerosol. Tampoco allí encontré nada. No me quería dar por vencido, así que me lo recorrí todo, por las dudas, verdulería, carnicería, golosinas, limpieza y nada. Lechuga, frutas raras, pescados vivos, coca cola, sprite, helados, caramelos… pero desodorantes, ni uno. Tal vez no lo venden en supermercados. Así que caminé hasta una farmacia y ¿cómo pedir desodorante en chino? Por suerte el lenguaje de las señas suele ser bastante universal, así que mediante un ademán en el que, levantando el brazo derecho, con la mano izquierda señalando la axila y haciendo como quien aprieta un aerosol, seguido de un bssssssssss intente mostrarle al amable vendedor que me miraba con cierto asombro, lo que buscaba. El vendedor me mira. Lo miro. No puedo creer que no me comprenda. Acto seguido, me tapo la nariz y hago una mueca y un movimiento con mi mano como abanicando el ¨zobaco¨ y pensando: si así no me entiende este chino, se lo acerco a la nariz y será una solución poco elegante pero efectiva. Finalmente comprendió y muy rústicamente en un ingles básico (como el mío), me explico que no vendían. \nBeijing quedo atrás y siguió Lhasa y nuevamente mis ¨dígalos con mímicas grotestos¨ en un intento por conseguir un desodorante. Nada tampoco en esta ciudad y eso que me caminé varios supermercados, farmacias, tienditas y puestitos.\n He pasado por Lhasa, Shigatse, Lhatse, Xian y en lo que va de Shangai tampoco he dado con un desodorante. \nEstuve reflexionando en un principio acerca de esta diferencia con nuestra cultura y como el cuerpo se acostumbra a los métodos mediante los que el sistema nos genera necesidades. Quizás el uso del desodorante sea una de ellas. Quizás antiguamente no se sudaba con olor y la utilización del desodorante no sea más que otra de las cosas generadas por este sistema para hacernos más y más consumistas, como el celular, que ha logrado que sea imposible imaginar una vida sin él. Quizás… quizás… quizás esta cultura milenaria no haya desarrollado la capacidad de sudar con olor, para no caer preso del uso desenfrenado de fragancias modernas.\n\nVenia reflexionando esto en un minibús camino a los Terracotas y de verdad, estimados lectores… lo que no han desarrollado en esta milenaria cultura es el sentido de olfato, porque les aseguro que era imposible soportar el tufo.\n\n \n\n",0] ); //--> Entonces…¿Sino venden en supermercados ni en farmacias…dónde? Beijing quedo atrás y siguió Lhasa y nuevamente mis ¨dígalos con mímicas grotestos¨ en un intento por conseguir un desodorante. Nada tampoco en esta ciudad y eso que me caminé varios supermercados, farmacias, tienditas y puestitos. He pasado por Lhasa, Shigatse, Lhatse, Xian y en lo que va de Shangai tampoco he dado con un desodorante. Estuve reflexionando en un principio acerca de esta diferencia con nuestra cultura y como el cuerpo se acostumbra a los métodos mediante los que el sistema nos genera necesidades. Quizás el uso del desodorante sea una de ellas. Quizás antiguamente no se sudaba con olor y la utilización del desodorante no sea más que otra de las cosas generadas por este sistema para hacernos más y más consumistas, como el celular, que ha logrado que sea imposible imaginar una vida sin él. Quizás… quizás… quizás esta cultura milenaria no haya desarrollado la capacidad de sudar con olor, para no caer preso del uso desenfrenado de fragancias modernas. Venia reflexionando esto en un minibús camino a los Terracotas y de verdad, estimados lectores… lo que no han desarrollado en esta milenaria cultura es el sentido de olfato, porque les aseguro que era imposible soportar el tufo.